Con las ganas.

Recuerdo que al llegar ni me miraste, fui solo una más de cientos y, sin embargo, fueron tuyos los primeros voleteos.

Cómo no pude darme cuenta que hay ascensores prohibidos, que hay pecados compartidos, y que tú estabas tan cerca.

Me disfrazo de ti. Te disfrazas de mí. Jugamos a ser humanos en esta habitación gris.

Muerdo el agua por ti. Te deslizas por mí. Jugamos a ser dos gatos que no se quieren dormir.

Mis anclajes no pararon tus instintos, ni los tuyos, mis quejidos.
Y dejo correr mis tuercas y que hormigas me retuerzan.

Quiero que no dejes de estrujarme sin que yo te diga nada.
Que tus yemas sean lagañas enganchadas a mis vértices.

Me disfrazo de ti. Te disfrazas de mí. Jugamos a ser humanos en esta habitación gris.

Muerdo el agua por ti. Te deslizas por mí. Jugamos a ser dos gatos que no se quieren dormir.

No sé qué acabó sucediendo, sólo sentí dentro dardos.
Nuestra incómoda postura se dilata en el espacio

Se me hunde el dolor en el costado, se me nublan los recodos. Tengo sed y estoy tragando, no quiero no estar a tu lado.

Me disfrazo de ti. Te disfrazas de mí. Jugamos a ser humanos en esta habitación gris.

Muerdo el agua por ti. Te deslizas por mí. Jugamos a ser dos gatos que no se quieren dormir.

Me moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos…
Y las palabras se me apartan, me vacían las entrañas.

Finjo que no sé, que no he sabido.
Finjo que no me gusta estar contigo…
Y al perderme entre mis dedos te recuerdo sin esfuerzo

Me moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos…

 

Anuncios

No es amor

Me duele.

Me duele.

Me duele.

Pero no mereces mi dolor…

Porque quien se sabe motivo y no te ampara, pasa a ser culpable.

Porque pudiste, y no quisiste, y no me quisiste, y ya no quiero.

No es amor si sólo te quieren.

Es amor cuando te flotan mariposas en la polla, cuando su voz te enciende el alma, cuando escuchas gritos de ayuda en sus silencios, cuando te mueres, joder, cuando te mueres por ella.

No es amor si no pasas con ella el último puto suspiro de tiempo que os queda juntos.

No es amor si no ves que se muere por ti, joder, como el primer día.

No es amor si sólo te duele cuando estás solo. Llámalo miedo a la soledad, pero no amor.

…..

Y yo qué coño sé del amor, si sólo me muero por él.

 

 

Tuiter@s musicales: @bruixeta_loca

txqefv2w

Dime qué escuchas y te diré quién eres.

Creo que uno de los regalos más bonitos que se le puede hacer a alguien, es la música.

A mí me han hecho una vez más el regalo de las cinco canciones más importantes para alguien. Esta vez ha sido una mujer a la que adoro. Pequeñita de bulto, enorme de alma. De esas personas con las que no puedes parar de reír por la energía que te transmite. Una luchadora  y una loca adorable.

Esta vez, la música me la regala @bruixeta_loca , que tiene un gusto musical muy parecido al mío. Y una sonrisa que enamora los sentidos.

Aquí, las cinco canciones favoritas de mi querida Eva, explicadas por ella:

  • Creep , de Radiohead.  Porque mi ex cuando empezamos a salir me la ponía y me decía que era yo, que esa canción era yo.

 

  • Segundo asalto , de Love of Lesbian. Porque después de mi operación de trasplante yo le di un segundo asalto a la vida.

 

  • Slowly , de Luis Eduardo Aute. Es una de las canciones más románticas que he oído. La sensualidad hecha canción.

 

  • Un buen día , de Los Planetas.  Porque en mi grupo de amigos de toda la vida la tenemos como himno.

 

  • Mediterraneo , de Serrat. Porque es mi mar, porque es el mar que lleva mi padre en los ojos y porque los conciertos de este hombre siempre los he pasado de la mano de mi padre.

 

Preciosas, como ella. Gracias Eva.

Con las ganas

Y de pronto piensas, pero ¿cuándo se ha metido esta mujer en mi alma para escribir esto? …

…………

“Recuerdo que al llegar ni me miraste,
fui solo una más de cientos
y, sin embargo, fueron tuyos
los primeros voleteos.

Cómo no pude darme cuenta
que hay ascensores prohibidos,
que hay pecados compartidos,
y que tú estabas tan cerca.

Me disfrazo de ti.
Te disfrazas de mí.
Y jugamos a ser humanos
en esta habitación gris.

Muerdo el agua por ti.
Te deslizas por mí.
Y jugamos a ser dos gatos
que no se quieren dormir.

Mis anclajes no pararon tus instintos,
ni los tuyos, mis quejidos.
Y dejo correr mis tuercas
y que hormigas me retuerzan.

Quiero que no dejes de estrujarme
sin que yo te diga nada.
Que tus yemas sean lagañas
enganchadas a mis vértices.

Me disfrazo de ti.
Te disfrazas de mí.
Y jugamos a ser humanos
en esta habitación gris.

Muerdo el agua por ti.
Te deslizas por mí.
Y jugamos a ser dos gatos
que no se quieren dormir.

No sé que acabó sucediendo,
sólo sentí dentro dardos.
Nuestra incómoda postura
se dilató en el espacio

Se me hunde el dolor en el costado,
se me nublan los recodos,
tengo sed y estoy tragando,
no quiero no estar a tu lado.

Me disfrazo de ti.
Te disfrazas de mí.
Y jugamos a ser humanos
en esta habitación gris.

Muerdo el agua por ti.
Te deslizas por mí.
Y jugamos a ser dos gatos
que no se quieren dormir.

Me moriré de ganas de decirte
que te voy a echar de menos…
Y las palabras se me apartan,
me vacían las entrañas

Finjo que no sé, y que no has sabido.
Finjo que no me gusta estar contigo…
Y al perderme entre mis dedos
te recuerdo sin esfuerzo

Me moriré de ganas de decirte
que te voy a echar de menos.”

*Con las ganas. Zahara.* 

Tuiter@s musicales: @ACraich

image

Alguna vez dije algo como que el día que la música no me pusiera los pelos de punta, estaría muerta, y cada día tengo más clara esa afirmación.
La música me llena, me sirve de excusa y de solución. Puedo salir de casa sin pintarme los labios pero jamás sin mis auriculares.
Sin música no puedo.
La música te transmite, te hace vibrar, te llena…
Parte del encanto que tiene la música es la capacidad de unir a personas en torno a un mismo ritmo, a un mismo momento. Y es por eso que cuando nos gusta mucho una canción tenemos la necesidad de compartirla con los demás.
Yo disfruto muchísimo cada vez que descubro una canción que no conocía. Quizás por eso le he echado morro, y le he pedido a algunas personitas que compartan conmigo cinco de sus canciones favoritas. No es fácil. Elegir sólo cinco canciones es muy muy complicado.

La primera personita a la que he engañado es @ACraich , un hombre adorable con el que tengo el placer de hablar a menudo, encantador y divertido, y que ha tenido la generosidad de elegir cinco canciones para compartir conmigo por aquí.
Así que allá va, cada con una breve explicaron de por qué considera que cada una de esas canciones debe estar en su lista de canciones importantes.

Main title  de Star Wars. Escuchar esa música mientras aparecía esa nave interminable en la pantalla, me marcó para siempre. Soy un friki desde ese día.

Angie  de los Rolling Stones. Por aquel beso.

Vienna  de Ultravox. Estoy enamorado de esta canción desde siempre. Me trae los mejores momentos con la mejor gente.

Brilliant disguise  de Bruce Springsteen. Porque siempre será SU canción.

El aragonés errante  de Enrique Bumbury. Porque sorprendentes retrata como soy (menos en lo de ser aragonés).

Hay mil más, como muchas del maestro Antonio Vega, pero como me han amenazado con asesinarme si ponía más de cinco…

GRACIAS CORAZÓN.

Estás viva nena

1457995950255.jpg

Despiertas, maldices el despertador y enciendes la luz. Es martes, buff, qué pereza.

Lentamente abres los ojos y te incorporas. Te pones de pie y de pronto ahí está… Escuchas durante un momento, y oyes el galopar poderoso del reloj de tu pecho bombear sangre y energía a cada poro de tu cuerpo. Sonríes. Estás viva nena.

Ahora viste tu cuerpo y desnuda tu alma. Pinta en tu cara una preciosa sonrisa y demuéstrale al sol que aún puedes brillar más que él.

Es martes, el mundo te espera.

¡BUENOS DÍAS!

*Sonando: Renacimiento ,  Kase O & Jass Magnetism.

Mimos

image

Estoy enferma y mimosa. Lo reconozco.
Es curiosa la necesidad que tenemos las personas de sentirnos cuidadas. En mayor o menor medida, a todos nos pasa. Pero es cuando estamos enfermos cuando más demandamos cosas tan fáciles (a veces no tanto) y tan comunes (a veces muy poco) como los abrazos o los mimos.
Me declaro una persona mimosa. Sí, suena cursi, pero lo soy. Y tengo la suficiente personalidad y seguridad en mí misma como para reconocer que me gusta sentirme cuidada por un hombre. No por el hecho simple de ser mujer. No porque me sienta el sexo débil. No porque tenga carencias afectivas de ningún tipo. Es mucho más sencillo. En ocasiones simplemente me gusta dejarme hacer, dejarme llevar, escuchar cómo una voz varonil me dice “tranquila, yo me ocupo de ti”. Me da pena que algunas, por mantener una postura de mujer fuerte y por encima del hombre se pierda los placeres que suponen dejar que alguien se ocupe de que estés bien. Me importa muy poco cómo pueda sonar eso.
Soy una mujer fuerte, capaz de ocuparme de mí misma, y de la persona que esté a mi lado cuando ésta me necesite. Y cuando no me necesite también. Ocurre que no siento la necesidad de demostrarlo continuamente.
Llamadme loca, pensad lo que queráis, pero yo en estos momentos en que me encuentro tan mal, daría lo que fuera porque alguien se ocupara de mi. Me diera mimos y besos. Me llevara a la cama. Me hiciera el amor hasta olvidarme de todo y me dijera “tranquila, yo me ocupo”.
Llamadme loca, pero en este momento, ojalá me cuidarán. Yo puedo hacerlo sola, sí, pero no hay color…

MissManías